04/10/2022

Noticias

Tiempo de la Creación 2022: aprender a leer los signos de los tiempos

Tiempo de la Creación 2022: aprender a leer los signos de los tiempos

 

Vivir la vida religiosa en el tiempo de la Creación. Aprender a leer los signos de los tiempos.

 

Testimonio de la Hna. Odete Henrique Mahumane de la Congregación de las Hermanas Misioneras de la Preciosa Sangre (Región de Mozambique).
 

Como parte de la celebración del Tiempo de la Creación, en primer lugar, mi comunidad y yo buscamos qué era importante repensar en nuestra vida como religiosas y cómo llevar adelante el carisma de nuestra congregación para hacer frente a los desafíos del mundo de hoy a la luz del Evangelio. Como dice el Papa Francisco, “la conciencia de la gravedad de la crisis cultural y ecológica debe traducirse en nuevos hábitos” (LS. 209). A ir leyendo los signos de los tiempos y el contexto en el que vivimos, nos dimos cuenta que para nuestra congregación era necesario implementar una educación ambiental, a través de la cual intentáramos indicar nuevas prácticas de vida según el Evangelio, dejándonos guiar por el Espíritu Santo. 


Al principio, fue difícil explicar a todos los miembros de nuestras comunidades cómo celebrar el tiempo de la creación, sin embargo, gracias a las reuniones de sensibilización con todos los miembros de la congregación, juntas fuimos capaces de trazar nuevos itinerarios de vida religiosa para la celebración del tiempo de la creación. Y uno de los momentos cruciales fue el inicio de las celebraciones con un himno de alabanza a Dios por todas las maravillas de la creación, en la cual nosotras, como religiosas, estamos llamadas a dar testimonio de prácticas que contribuyan al cuidado de nuestra casa común y nuestra madre tierra. Y esto implica también la identificación de cosas que impiden el buen vivir comunitario, ya que no son sino basura en nuestras comunidades; pero una vez identificadas, cuando se superan, pueden ser utilizadas como oportunidades para nuestro crecimiento.


Hemos logrado organizar encuentros de formación sobre el cuidado de la tierra, educando a las comunidades para combatir su quema incontrolada y conservar la biodiversidad. El tiempo de la creación es para nosotras un tiempo de cambio de paradigma en nuestra forma de "pensar, sentir y vivir; no se trata tanto de hablar de ideas, sino de las motivaciones que se derivan de la espiritualidad para alimentar la pasión por el cuidado del mundo" (LS. 216). Un cuidado que amplía nuestro horizonte en la forma de ver, juzgar y actuar, creando formas de nuevas relaciones con Dios, con las mujeres y los hombres que encontramos en nuestra vida cotidiana y el entorno que nos rodea, motivadas para crear una sociedad con valores morales y éticos según las enseñanzas de la Iglesia.

Implementar Laudato Sì en la vida diaria

 

Nos esforzamos por vivir una vida humilde adoptando un estilo de vida sencillo; acompañando a las comunidades y familias locales en el cuidado de los animales, cultivando huertos y flores en todas nuestras comunidades; las escuelas y centros para niños huérfanos y vulnerables; la implementación del reciclaje de los envases de zumo, botellas de refrescos y bolsas de plástico para hacer maceteros. Además, también intentamos reconocer las dificultades que se viven en nuestras diferentes comunidades interculturales e internacionales, con diversas iniciativas culinarias (preparadas por hermanas de diferentes culturas y nacionalidades); así como iniciativas de carácter lúdico para conocernos mejor. Visitar a los enfermos en nuestras parroquias y hospitales; y participar en jornadas de oración, talleres, seminarios y debates de carácter social.

Pasos prácticos para escuchar la voz de la Creación

 

Nuestras prácticas son leídas desde la óptica de los signos de los tiempos en los cuales la realidad nos pide hoy; y una de esas realidades para nosotras, es prestar atención al clamor de quienes sufren; por ejemplo: las víctimas del terrorismo en Cabo Delgado y Nampula, de la violencia y del abandono. Apoyar a las víctimas del hambre en la ciudad y provincia de Maputo con necesidades básica; así como la participación y la elaboración de comidas para jóvenes y adultos vulnerables del Programa Mateo 25 (iniciativa del Santo Padre a través de la Nunciatura).

20/10/2022

Ana Carlevaro

1- Quisiera saber si la Hna Niluka Perera pertenece al Buen Pastor. 2- Soy religiosa y quisiera estar conectada con ustedes...recibir sus conocimientos y acciones relativas a la Creación, especialmente la espiritualidad. Desde ya, muchas gracias!

09/10/2022

Honora Nolty, OP

Thank you for sharing and inspiring me

Noticias relacionadas

Related Projects and Commissions

Hermanas, la incidencia global

Aprender más

Sembrando esperanza para la planeta

Aprender más

Justicia, Paz e Integridad de la creación

Aprender más